¿Cuáles son los tratamientos caseros para los ataques de pánico?


Los ataques de pánico se pueden tratar en casa con ejercicios de respiración profunda y ejercicios de relajación muscular. Reemplazar los pensamientos negativos con pensamientos positivos y minimizar la ingesta de cafeína también puede ayudar a minimizar los síntomas y prevenir el pánico en toda regla. Los ejercicios de imágenes guiadas, como escuchar grabaciones de audio relajantes o visualizar un entorno relajante, también pueden ayudar a promover la relajación y disminuir la ansiedad.


El ejercicio físico, la respiración lenta y los ejercicios de desensibilización que simulan ataques de pánico también pueden ayudar a tratar el pánico en el hogar. Si bien los remedios caseros para los ataques de pánico pueden minimizar efectivamente los síntomas, siempre es una buena idea que los pacientes consulten con un profesional médico antes de comenzar el tratamiento en el hogar. Esto se debe a que, aunque son raros, los ataques de pánico también pueden ser provocados por afecciones médicas subyacentes.

Se desconoce la causa subyacente específica del trastorno de pánico, pero los ataques de pánico pueden estar relacionados con el estrés y la genética. Ciertos estudios han indicado que los ataques de pánico son similares a la respuesta natural del cuerpo y del cerebro a situaciones peligrosas reales, también conocida como la respuesta de lucha o huida. Sin embargo, no está claro por qué ciertas personas experimentan este tipo de reacción cuando no están en peligro.



Share:

Artículos relacionados


Disqus

Disqus comments:


Facebook

Facebook comments:

Feeds