Salud Tratamientos











Paxil Empeoramiento clínico y riesgo de suicidio en adultos


Los adultos jóvenes, especialmente aquellos que padecen TMD, podrían estar en mayor riesgo de experimentar comportamiento suicida durante el tratamiento con Paxil.  En un análisis de estudios controlados con placebo, realizados en adultos con trastornos psiquiátricos, se demostró una mayor frecuencia de incidencia de comportamiento suicida en adultos jóvenes (prospectivamente definidos en el intervalo de edad de 18-24 años) tratados con Paroxetina, en comparación con aquellos que reciben tratamiento con placebo (17/776- 2.19%) frente a 5/542- 0-92%), aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa. No se observó dicho aumento en los grupos de pacientes de mayor edad (de 25-64 años de edad y mayor o igual a 65 años de edad). En los adultos con TDM (de todas las edades) se observó un aumento estadísticamente significativo en la frecuencia de incidencia de comportamiento suicida en los pacientes tratados con Paroxetina, en comparación que recibieron tratamiento con placebo (11/3455-  0-32%) frente a (1/1978-  0-05%) todos los eventos fueron intentos de suicidio. Sin embargo el grupo de pacientes tratados con Paroxetina, la mayoría de estos internos (8 de 11) tuvo lugar en adultos más jóvenes, de 18-30 años de edad. Estos datos sobre TDM sugieren acerca de la posibilidad de que esa mayor frecuencia de incidencia, observada en la población de adultos jóvenes con trastornos psiquiátricos, se extienda más allá de los 24 años de edad.


Los pacientes con depresión pueden experimentar empeoramiento de sus síntomas depresivos y/o surgimiento de ideación y conductas suicidas (comportamiento suicida) estén o no tomando medicaciones antidepresivas. Este riesgo persiste que hay una remisión significativa. Es una experiencia clínica general con todas las terapias antidepresivas que el riesgo de suicido podría aumentar en las etapas iniciales del restablecimiento. Otras afecciones psiquiátricas para las que se prescribe Paxil pueden estar asociadas con el aumento del  riesgo de conducta suicida y además estas afecciones pueden ser comórbidas  con el TDM. Además los pacientes con historia de conducta o pensamientos suicidas, los adultos jóvenes y los pacientes que exhiben un grado significativo de ideación suicida antes de comenzar con  el tratamiento, se encuentran en mayor riesgo de pensamientos suicidas o intentos de suicidio.

Paxil Empeoramiento clínico y riesgo de suicidio en adultos

Se debe vigilar a todos los pacientes con el fin de determinar agravamiento clínico (incluyendo el desarrollo de nuevos síntomas) y comportamiento suicida durante todo el tratamiento, especialmente al iniciar un ciclo de tratamiento o al momento de realizar cambios en la dosificación, ya sean aumentos o decrementos.

Los pacientes (y las personas que los atienden) deben ser alertados en cuanto a la necesidad de monitorear  cualquier empeoramiento de su estado (incluyendo el desarrollo de nuevos síntomas) y/o el surgimiento de ideación/conducta suicida o pensamientos de autoinfringirse daño y buscar automáticamente asesoramiento medico si se presentan estos síntomas. Es preciso reconocer que la iniciación de algunos síntomas, como agitación, acatisia o manía, podría estar relacionado con el estado de la enfermedad subyacente o con la terapia con el fármaco (ver más adelante  Acatisia y Manía y Trastorno Bipolar; Reacciones Adversas).

Se debe considerar un cambio en el régimen terapéutico, con inclusión de una posible descontinuación de la medicación, en los pacientes que experimenten empeoramiento clínico (incluyendo en aparecimiento de nuevos síntomas) y/o el surgimiento de ideación/conducta suicida, especialmente si estos síntomas son severos, bruscos en cuanto a iniciación o si no forman parte de los síntomas que presentaba el paciente.



Artículos relacionados



Tal vez le interese


Comentarios:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 




Información detallada sobre los antidepresivos






Este sitio web utiliza Cookies.