Salud Tratamientos










Qué es el Trastorno de Ansiedad Social


Las personas con Trastorno de Ansiedad Social (TAS) tienen un miedo irracional a ser observado, juzgado, evaluado, vergonzoso o humillante a sí mismos. La ansiedad y el malestar llegan al extremo de que interfiere con el funcionamiento diario. El Trastorno de Ansiedad Social es uno de los trastornos mentales más comunes, con hasta un 13% de la población general presenta síntomas en algún momento de su vida. Con el tratamiento adecuado, los síntomas se pueden manejar y la calidad de vida puede mejorar en gran medida.



Los síntomas del Trastorno de Ansiedad Social (TAS)

La diferencia entre timidez normal y el Trastorno de Ansiedad Social se refiere a la gravedad y a la persistencia de los síntomas que se experimentan. Las personas con Trastorno de Ansiedad Social tienen síntomas tanto emocionales como físicos. 



Algunos de los síntomas emocionales incluyen:

    miedo intenso a situaciones inesperadas
    miedo a situaciones en las que serán juzgados
    la ansiedad de ser avergonzado o humillado
    temor a que otros se den cuenta de su ansiedad
    el miedo y el temor al pensar que la próxima semana le suceda algo

Algunos ejemplos de síntomas físicos incluyen:

    rubor
    sudoración profusa
    manos temblorosas
    tensión muscular
    el corazón se le acelera

Las personas con Trastorno de Ansiedad Social saben que su miedo es desproporcionado en relación con la situación real, pero todavía son incapaces de controlar su ansiedad. La ansiedad puede ser específica para un tipo de situación social o rendimiento (conocido como Trastorno de Ansiedad Social específica) o puede ser en todas las situaciones (Trastorno de Ansiedad Social generalizada). Algunas de las situaciones comunes que son desencadenantes incluyen la interacción con desconocidos, haciendo contacto visual, y el inicio de conversaciones.



Las causas de la Trastorno de Ansiedad Social

El trastorno suele comenzar en la adolescencia, aunque puede comenzar en la infancia. Se cree que el Trastorno de Ansiedad Social es el resultado de una combinación de factores, tanto genéticos y ambientales.

Los investigadores están trabajando para determinar si los genes específicos están relacionados con la ansiedad y el miedo. Debido a que el Trastorno de Ansiedad Social tiende a ser hereditaria, es probable que parta de la causa subyacente del trastorno genético.

Los desequilibrios en la química del cerebro se han relacionado con el Trastorno de Ansiedad Social. Por ejemplo, un desequilibrio en el neurotransmisor de la serotonina, una sustancia química cerebral que regula el estado de ánimo y las emociones, puede jugar un papel en el desarrollo de este trastorno. El uso de medicación en el tratamiento del Trastorno de Ansiedad Social se basa en la idea de que los productos químicos en el cerebro necesitan ser totalmente regulados.

Una estructura en el cerebro llamada la amígdala se ha relacionado con la respuesta del miedo. Se cree que las personas con Trastorno de Ansiedad Social pueden estar predispuestas a una respuesta de miedo tan exagerado, y con esto conlleva a aumentar su ansiedad, a causa de una amígdala hiperactiva.

Factores de riesgos ambientales

Varios factores ambientales pueden aumentar el riesgo de desarrollar trastorno afectivo estacional. Como:

    conflicto familiar o abuso sexual
    un temperamento tímido

El diagnóstico del trastorno afectivo estacional

Un profesional médico puede realizar un examen físico, para asegurarse de que usted no tiene una condición médica subyacente que podría ser responsable de sus síntomas. Como parte de la evaluación psicológica, se le pedirá una serie de preguntas sobre sus síntomas. Con el fin de recibir un diagnóstico, que debe cumplir una serie de criterios de diagnósticos específicos.

Los tratamientos para el Trastorno de Ansiedad Social

Las opciones de tratamiento más eficaces para el Trastorno de Ansiedad Social son los fármacos y la terapia cognitiva conductual (TCC). A menudo, estas dos formas de tratamiento se utilizan conjuntamente para obtener resultados óptimos.

Terapia Cognitiva Conductual

La Terapia cognitiva conductual del trastorno afectivo estacional tiene tres componentes principales como: la exposición, la reestructuración cognitiva y el entrenamiento en habilidades sociales. La exposición consiste en el enfrentamiento gradual de situaciones que le preocupan desarrollar la confianza, mientras que la reestructuración cognitiva trabaja para cambiar los patrones des adaptativos de los pensamientos que contribuyen a los síntomas de ansiedad. Aunque no es necesario para todos, en cambio el entrenamiento en habilidades sociales puede ser útil para aquellos que carecen de habilidades sociales específicas.

Medicación

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son considerados la primera línea de tratamiento del Trastorno de Ansiedad Social. Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) A veces se recetan para el Trastorno de Ansiedad Social, pero tienen potenciales efectos secundarios serios y estrictos requisitos dietéticos. Las benzodiazepinas y los bloqueadores beta son generalmente prescritos para el alivio a corto plazo de la ansiedad en situaciones específicas (por ejemplo, hablar en público) y no son apropiados para las personas con Trastorno de Ansiedad Social generalizada (miedo a situaciones sociales y su rendimiento). Por lo general, es un proceso de ensayo y de errores para encontrar el mejor medicamento para su situación particular. Aunque algunas personas pueden encontrar que sus síntomas mejoran en un corto período de tratamiento, en cambio otros pueden necesitar tomar la medicación durante varios años para evitar una recaída.

Lidiando con el Trastorno de Ansiedad Social

Además de recibir un tratamiento profesional, usted puede hacer varias cosas para ayudar a hacer frente al Trastorno de Ansiedad Social. Algunos de estos incluyen la práctica de ejercicios de relajación, dormir lo suficiente y comer una dieta bien balanceada. Es importante no evitar las situaciones que le causan ansiedad. Aunque en el corto plazo, la prevención puede reducir su ansiedad, y a largo plazo va a empeorar las cosas. Si usted se siente ansioso tiene que tratar de olvidar todo lo que le sucede a su alrededor y conseguir que su ansiedad sea de corto plazo.

Es importante recordar que al sentirse ansioso y nervioso no es un signo de debilidad o inferioridad. El Trastorno de Ansiedad Social es una condición médica real que requiere atención. Si se deja sin tratamiento, puede conducir a otros problemas de salud tales como el abuso de sustancias o el riesgo de depresión o suicidio. Sin embargo, con el tratamiento adecuado y la atención continua, la calidad de vida puede ser mucho mejor.



Artículos relacionados



Tal vez le interese


Comentarios:

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola. osea que mi amigo es probable que tenga este tipo de enfermedad de verdad que no lo sabia, gracias por publicar estos temas muy interesantes..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Si su amigo tiene este tipo de trastorno, lo recomendable es que se haga tratar donde un especialista en salud mental como lo son los Psiquiatras.
      Saludos y vamos adelante...

      Eliminar
  3. Hola. le saluda Elmer, bueno como yo pensaba era totalmente diferente pero cuando vi este articulo me sorprendio todo y ahora si se lo que me pasa..
    Saludos desde Peru.

    ResponderEliminar

 




Información detallada sobre los antidepresivos






Este sitio web utiliza Cookies.